NACIDOS Y CRIADOS

Algunos nacimos en estas tierras. Somos los dueños legítimos. Llevamos nombres mapuches, tehuelches. Somos los brotes que el verdugo Conquistador no pudo cortar. Vimos crecer un paraje y lo hicimos pueblo. Replicamos el noble gen en nuestros hijos. Mantenemos las tradiciones de nuestros ancestros.
Otros somos hijos adoptivos, somos colonos foráneos que sembramos sueños de nieve y viento. Depositamos el anarquismo de nuestros padres y construimos utopías en la estepa. Resistimos al pelotón Homicida que quería matar las huelgas. Nuestras boinas y nuestros ojos claros se trenzaron con el mate y los corderos.
Algunos más, trajimos el sol en las espaldas. Creció en nuestra memoria la vegetación del patio paterno. Trajimos nuestra mirada y nuestro asombro. Fuimos nuevos y fuimos viejos. Nuestros hijos fueron naciendo y compartieron con los otros el mismo suelo.
Todos somos nacidos. Y entre todos nos criamos.
Al fin y al cabo, tengo entendido que no son tan distintos entre sí los úteros humanos.
Autor: @ConiglioFabian
fabianconiglio@gmail.com