LECTOR NOVATO

—Y dígame, ¿hace mucho que lee esos libros? ¿Qué?, ¿le comieron la lengua los ratones? Bueno, descanse. Mañana seguimos.
El torturador antes y después de hacer su oficio mantenía una charla con el número 385.
Al día siguiente, preparando los enseres de tortura, le pidió: “Sígame contando sobre el autor de Nebraska.”
—Nebraska no. Helsinki. Es la capital de Finlandia. Nebraska está en Estados Unidos. Se llamaba Demetrio Souza. Su padre era un comerciante brasilero que se afincó allá. Fue el autor de uno de los más sorprendentes libros de los últimos tiempos: “El despertar”. Se lo recomiendo. No sé si está traducido. Yo lo leí en inglés. ¿Maneja el inglés?
—Por el momento no. ¿Y, qué tiene de sorprendente el libro? —preguntó intrigado el verdugo.
El detenido, miró de reojo los preparativos de la tortura. Comenzó a describir con lujos de detalles los laberintos que ofrecía la novela citada, alternando gritos y desmayos, pero sin develar la resolución final de la novela. Volviendo en sí, al terminar la sesión, el número 385 dijo con un hilo de voz: “mañana sabrá quién fue Rita Calvento Rojas”.
—¿Puede darme un adelanto?
Ante el silencio, concluyó: —Está bien. Lo dejo descansar. Hasta mañana.
El hombre, al día siguiente, le contó quién fue esa escritora y cómo la conoció en una feria del libro en Buenos Aires hacía quince años. Le habló del deleite por su poesía y sobre todo por su sonrisa franca.
—Si la hubiese conocido, seguro se habría enamorado como yo, —profirió con tono cómplice el hombre. Dicho esto, en medio de la sesión, declamó versos bucólicos entre gemidos.

Pasaron los meses. Con su libretita en la mano, el militar cae en la cuenta de lo que le acaban de decir en la librería. Ni uno sólo de los autores u obras existían.

Las burlas comienzan a emerger desde el fondo del Río de la Plata.


@ConiglioFabian
Si no es molestia, agrega tu opinión sobre el texto clickeando a la izquierda del mismo, donde dice “Comentario”. ¡Gracias!

(Cielo de Posadas. Misiones).

7 comentarios:

gabrielle8442 dijo...

Bellísimo!!!

Anónimo dijo...

Buenisimo!!!
Yo, trabajaría el final para que fuera tan abrupto
Saluods

Anónimo dijo...

para que no fuera tan abrupto, quise decir

Fabián Coniglio dijo...

¡Muchas gracias por la apreciación!

Fabián Coniglio dijo...

¡Gracias Gaby!

Fabián Coniglio dijo...

¡Gracias Gaby!

Fabián Coniglio dijo...

¡Muchas gracias por la apreciación!